fbpx

Día 1 – Introducción. P. Carlos Tejedor R.

En esta charla introductoria, el padre Carlos Tejedor R. nos habla de las grandezas de la Virgen María y por qué debemos ser sus devotos.

Doce días empleados en vaciarse del espíritu del mundo

Empleemos los doce días de este período en este gran trabajo de renuncia, mucho más necesario de lo que se piensa.

ORACIONES DIARIAS

Veni, Creator Spiritus Ven Espíritu Creador; visita las almas de tus fieles.

Llena de la divina gracia los corazones que Tú mismo has creado.
Tú llamado Paráclito, don de Dios altísimo, fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción.
Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú el dedo de la mano de Dios, Tú el prometido del Padre, pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.
Enciende con tu luz nuestros sentidos, infunde tu amor en nuestros corazones y con tu perpetuo auxilio, fortalece nuestra frágil carne.
Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto tu paz, siendo Tú mismo nuestro guía evitaremos todo lo que es nocivo.
Por Ti conozcamos al Padre y también al Hijo y que en Ti, que eres el Espíritu de ambos, creamos en todo tiempo.
Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó de entre los muertos, y al Espíritu Consolador, por los siglos de los siglos.

Amén.

Ave Maris Stella

Salve, Estrella del mar, Madre que diste a luz a Dios, quedando perpetuamente Virgen, feliz puerta del cielo.
Pues recibiste aquel Ave de labios de Gabriel, ciméntanos en la paz, trocando el nombre de Eva.
Desencadena a los reos, da luz a los ciegos, ahuyenta nuestros males, recábanos todos los bienes.
Muestra que eres Madre, reciba por tu mediación nuestras plegarias el que nacido por nosotros, se dignó ser tuyo.

Virgen singular, sobre todos suave, haz que libres de culpas, seamos libres y castos.
Danos una vida pura, prepara una senda segura, para que viendo a Jesús, eternamente nos gocemos.

Gloria sea a Dios Padre, Loor a Cristo altísimo, y al Espíritu Santo, a los tres un solo honor.
Amén.

DÍA 1°. El espíritu del mundo es contrario al de Cristo

No se deben creer ni seguir las falsas máximas del mundo; no se debe pensar, hablar ni actuar como los mundanos.
Ellos tienen una doctrina tan contraria a la de la Sabiduría encarnada (Cristo), como las tinieblas a la luz, y la muerte a la vida.
Examinad bien sus sentimientos y sus palabras: ellos piensan y hablan mal de todas las grandes verdades. Si bien es cierto que no mienten abiertamente, disfrazan sus mentiras bajo apariencias de verdad. Por lo común no aconsejan el pecado de forma declarada, pero lo califican como acto de virtud o de honestidad, o como cosa indiferente y sin consecuencias importantes. El mundo está todo lleno de mal espíritu y ahora más que nunca.
No debemos amoldarnos a las modas exteriores de los mundanos, en los vestidos, en los muebles, en las casas, en las comidas, en las diversiones, y demás usos y actividades de la vida. Poner esto en práctica es más necesario de lo que se piensa…
Pongamos manos a la obra de vaciar nuestra alma de todo lo que se piensa, dice, gusta y hace según el espíritu del mundo, que es un espíritu de negación de Dios. El mundo es orgulloso e impuro, envidioso y rebelde, egoísta y falso, amigo de la contienda. El discípulo de Jesús y de María debe ser humilde y puro, condescendiente y pronto a la obediencia, generoso y sincero, amigo de la paz en el Señor.

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen
San Luis María Grignion de Montfort

Abrir chat
Powered by